Dimayor rechazó amenazas contra directivos de Nacional

Últimas noticias.

Síguenos

Inicio » Orden público » Dimayor rechazó amenazas contra directivos de Nacional

Foto: @Dimayor

La Dimayor se pronunció en contra de las amenazas a los directivos de dos equipos del fútbol profesional colombiano, Atlético Nacional y Once Caldas. Ambos clubes se encuentran en medio de una crisis deportiva y sus hinchas han pasado de la frustración a la rabia, con algunos de ellos cruzando la línea y amenazando a los dirigentes y a sus familiares. El ente regulador del balompié en el país hizo un llamado a vivir el deporte en paz e instó a las autoridades competentes a actuar para proteger a los actores involucrados en uno de los espectáculos más populares del país. 

Así reza el comunicado que publicó la Dimayor: “La División Mayor del Fútbol Colombiano-DIMAYOR, en cabeza de su Presidente Fernando Jaramillo, rechaza las amenazas y actos de intimidación que han recibido en los últimos días directivos, jugadores, árbitros, funcionarios y distintos actores del FPC. La DIMAYOR y sus 36 clubes afiliados repudian de manera vehemente el hostigamiento violento que han recibido directivos de Atlético Nacional y Once Caldas DAF, jugadores y técnicos de distintos equipos del fútbol profesional Colombiano. La DIMAYOR hace un llamado a la sana convivencia en el fútbol, invitando a todos los seguidores a disfrutar de la fiesta del deporte y denota que este no puede ser una excusa para convertirse en un generador de violencia”.

“El fútbol debe ser un motivo de alegría y unión, por lo que nada justifica la formulación de amenazas a la vida de un individuo vinculado a la actividad o a su familia, las cuales una vez más rechazamos de manera vehemente. Por último, solicitamos a las autoridades a que se adelanten las investigaciones pertinentes, se identifiquen y se tomen las acciones legales correspondientes con las personas que están incentivando esta ola de violencia”, termina el texto compartido por la División Mayor del Fútbol Colombiano. 

El ambiente alrededor del fútbol profesional se ha enrarecido en los últimos años después de varias temporadas en las que, aparte de algunas excepciones, hubo tranquilidad en la mayoría de los estadios del país. La agresión a Daniel Cataño en Ibagué, el intento de invasión de campo durante el clásico paisa en Envigado el año pasado y la renuncia de Jhon Jairo Bodmer debido al temor de que algo le sucediera a su familia son solo algunos ejemplos de que la violencia está regresando al deporte más seguido en Colombia, algo inadmisible y que, lastimosamente, ha sido tratado de manera superficial por las autoridades y los entes encargados de este espectáculo.


Última noticia


Al hacer clic en «Suscríbete» aceptas nuestras políticas de tratamiento de datos. Puedes consultarlas Aquí

Comparte esta noticia en: