Habitantes de cuatro veredas de la capital antioqueña por fin tendrán agua potable

Gracias a la ampliación en los acueductos El Manantial (San Antonio de Prado) y Las Flores (Santa Elena), 1.183 familias de las veredas Potrerito, La Florida, El Vergel y Piedra Gorda, empezarán a ver una luz al final del túnel para satisfacer la necesidad más sentida tras quince años de espera: contar con agua potable de manera permanente y continua.

La noticia la dio a conocer el subsecretario de Servicios Públicos, Roger Jiménez Fernández, al señalar que es un compromiso de la administración municipal dotar del vital líquido a las más de 4 mil personas que habitan en las zonas rurales de la capital antioqueña.

“Estas familias sufrían suspensión del servicio todos los días, incluso había días que solo tenían agua seis horas. Hoy ya tienen agua potable las 24 horas como cualquier ciudadano del territorio urbano de la ciudad. Esto hace parte de una meta en la que de acá al 2023 conectaremos a 5.000 nuevas familias a acueducto y alcantarillado en la ruralidad” indicó el subsecretario.

Para la ampliación de estos acueductos veredales fueron invertidos 3.407 millones en El Manantial y 926 millones en Las Flores.

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp