¿Regresó el mundo a la normalidad?

No más tapabocas. Francia se suma a la lista de países que paulatinamente, comienzan a hacer un regreso a la normalidad.

Y es que el país europeo ha anunciado que el uso de la mascarilla o tapabocas ya no será obligatorio en bares, restaurantes y demás establecimientos en espacios cerrados que requieran el denominado pasaporte sanitario para acceder.

“El pasaporte de vacunación nos permite, en un contexto en que la presión epidémica se reduce con fuerza (…), suprimir la obligación de llevar mascarillas en establecimientos que reciben público”, declaró para la agencia de noticias AFP el ministro de Salud de Francia, Olivier Véran.

Esta nueva medida entra en vigencia desde el próximo 28 de febrero y se suma a la que se había dado a conocer el pasado 2 febrero cuando se anunció que el tapabocas ya no sería obligatorio en exteriores.

Es importante resaltar que en el transporte público sí continuará siendo obligatorio el uso correcto de la mascarilla.

? El Economista

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp